domingo, 22 de diciembre de 2013

PEÑAROL ES EL SÚPER CAMPEÓN

Por Redacción
                    
BÁSQUET – SÚPER 8

   El Este se rinde ante el Súper Campeón. Las palabras Peñarol y campeón tienen casi el mismo significado. Su relación con los títulos es total. El sábado por la noche sumó otra estrella a su rica historial vencer por 82 a 76 a Quimsa de Santiago del Estero y sumó su cuarto Súper 8, esta vez en Mendoza.

    Los marplatenses son liderados por un trío desequilibrante, Leonardo Gutiérrez (14 puntos), Facundo Campazzo (anotó 15 y fue el jugador más valioso de torneo) y Martín Leiva (15), quienes al final se unieron en un abrazo con todos sus compañeros.

    El arranque del partido decisivo de Peñarol pareció ser una continuidad de lo hecho en las semifinales contra Regatas. Fueron cinco minutos de alto vuelo, en los que llegó a sacar 11 puntos de diferencia (17-6) gracias a una sólida defensa y jugando con comodidad en ataque.

    En el segundo cuarto, los rompimientos de Adrián Boccia y un par de bombazos de Axel Weigand e Isaac Sosa rompieron la paridad y le permitieron a Peñarol sacar una ventaja de 9 (34-25), aprovechando algunas pérdidas de balón de Quimsa. Y si bien el elenco santiagueño se colocó a 3 (34-31) por Christian Schoppler y Treise, Peñarol se mantuvo arriba, otra vez con la velocidad de Boccia para atacar el aro y el agregado de los triples fundamentales de Gutiérrez (42-35). Con otro triple de un encendido Sosa, Peñarol cerró la primera mitad ganando 47-39.

    Las malas decisiones y los errores ofensivos predominaron en el amanecer del tercer cuarto. En ese contexto, Peñarol siguió dominando y empezó a encaminar una nueva consagración. Claro, siempre con la participación de sus referentes. Gutiérrez castigó con el tiro externo y hasta Leiva metió un inédito triple desde el eje de cancha, además de sumar debajo del aro. Sobre el cierre, Gabriel Fernández (otro que llegó esta temporada para ofrecer su experiencia) estableció 15 de luz (65-50). Así, Peñarol comenzó a juntar las letras para formar la palabra campeón.

    Algunas dudas lo atraparon en el inicio del último cuarto por la falta de gol (estuvo casi cuatro minutos sin anotar), pero Quimsa nunca pudo concretar cuando tuvo las chances de poder remontar. Lo demás ya no tuvo importancia. Y Peñarol festejó. Una vez más.

Fuente y foto: Diario Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario