sábado, 11 de octubre de 2014

LA JOYA NO PIERDE BRILLO

Por Soy del Este
soydeleste2013@gmail.com

BOXEO: VELADA EN ENJOY CASINO

    El púgil sanmartiniano Roberto Martínez venció anoche por puntos en fallo unánime al bonaerense Héctor Videla. La Joya volvió a desplegar todo su boxeo para no dejar dudas sobre su triunfo y tampoco sobre lo que puede ser un futuro no muy lejano. La velada se llevó a cabo en el salón Fader del Enjoy Casino. También boxearon y ganaron los lasherinos Gabriel Ozán y Leandro Tacinazzo.

    Si decimos Roberto Martínez (5-0-0, 2KO) estamos hablando de calidad boxística, recursos defensivos y gran variedad de armas de ataque. Con esto, y ante su creciente carrera profesional, estamos en presencia de un boxeador que si se lo propone y no se tienta con otras cosas está para darle grandes alegrías a los mendocinos, aunque claro, debemos esperar.

    La Joya de San Martín realmente se lució en el Enjoy Casino donde venció en fallo unánime al bonaerense Héctor Videla (1-1-0) quien sólo fue una sombra sobre el entarimado. Los jueces dictaminaron la victoria con los siguientes números: Salvador Núñez: 40-36; Sergio Carreño: 40-36; y Miguel Leiva: 40-36.

    Aplomado y con un buen partenaire, el invicto sanmartiniano comenzó a lucir todo su potencial desde el primer cruce del asalto inicial. La Joya (63,200 kilos) manejó todas las distancias y anuló cualquier oportunidad de ataque que propuso Videla (idéntico peso), en muchas oportunidades dejándolo en ridículo sobre el cuadrilátero.

    Videla estaba empecinado en arrancarle la cabeza a Martínez, pero el local, con pases laterales, quiebres de cintura y golpes precisos, dejó en evidencia que para pegarle hay que hacer mucho más que lo que expuso su rival de turno.

    Con el aplomo de un tipo de larga trayectoria, La Joya comenzó a liquidar el pleito en el segundo asalto, pasaje en el que con un cross de izquierda cortó a un Videla que seguía sin mostrar más argumentos que la posibilidad de definir la cuestión gracias a una mano salvadora.

    Casi con la pelea en el bolsillo, Martínez mermó en el tercer round y dejó crecer a su rival, algo que podría haber pagado caro, aunque su calidad boxística le sirvió para salir airoso de las situaciones límites propuestas por el guapo de Videla que, con un cross de derecha y un directo de derecha puso en su lugar al dos veces mejor boxeador del torneo Guantes de Oro.

    La pelea, más allá de esos buenos condimentos, también tuvo polémica. Y es que el árbitro Antonio Poder se comió dos cuentas claras que podrían haber determinado una victoria por vía rápida a favor del mendocino.

    En el cuarto asalto Martínez metió un potente ascendente en la quijada provocando que Videla, tras la escaramuza, apoyara la rodilla sobre la tarima. Esa acción no fue notada por el árbitro, quien consideró que fue producto de un resbalón. Acto siguiente, Martínez volvió a castigar dejando sentido al rival, aunque este nunca recibió lo que debería haber sido el segundo conteo de protección.

    Martínez ganó claramente y se proyecta, aunque deberá aceitar un par de cuestiones, sobre todo las canchereadas que realiza en la corta distancia y que, ante uno de mano pesada, le pueden costar caro.

FUENTE: Juan Ignacio Blanco (OVACIÓN – Diario UNO)
FOTO: Roberto Espínola

No hay comentarios:

Publicar un comentario