lunes, 30 de noviembre de 2015

DURÓ UN TIEMPO

Por Hugo Videla
soydeleste2013@gmail.com
Foto: Gentileza.

FÚTBOL: LIGA MENDOCINA B


Tras incidentes en el entretiempo entre hinchas y dirigentes, se suspendió el encuentro en el estadio del Centro Deportivo Rivadavia, donde el Naranja le iba ganando a Platense por 2 a 1 y estaba con un jugador más, tras la expulsión de Lucas Barrios en la visita, uno de los que encabezó los posteriores hechos de violencia.

Tendríamos que hablar de fútbol pero lamentablemente la pelota, una vez más, quedó al margen. Luego de un buen primer tiempo de los dirigidos por Ariel Moyano, Rivadavia se fue al vestuario ganando 2 a 1 con goles de Bertona de cabeza y Videla de penal. Había descontado Juan Bonfal en la visita.

A los 38´ sería expulsado Lucas Barrios en Platense. El mediocampista tuvo una discusión con Octavio Pacini, la cual finalizó con un golpe del jugador visitante sobre el volante Naranja. La juez de línea Sabrina Ponce llamó al árbitro del encuentro, Franco Bernasconi, y le indicó lo sucedido. Tras esto, Bernasconi le mostró la roja directa a Barrios, que se retiró del campo de juego muy molesto por la decisión e insultando a hinchas Naranjas.

Una vez finalizado el primer tiempo, los protagonistas se retiraban a los vestuarios y en la tribuna visitante, algunos “hinchas”, entre ellos jugadores, familiares y dirigentes de Platense, intentaron ingresar a la zona de camarines. Los dirigentes locales intentaron frenarlos, ya que ninguno tenía la autorización de entrar a las instalaciones del club, y ahí comenzó la trifulca.

La parcialidad visitante pateó la puerta de ingreso a la zona de vestuarios y agredieron físicamente a los dirigentes de Rivadavia que se encontraban allí. Tras esto, gente local que estaba en la tribuna, bajó para ver lo que sucedía y la situación se puso más tensa aún.

La policía abrió fuego al aire para intentar separar a ambas parcialidades y para que todo volviera a la normalidad. Sin embargo, los hechos  acontecidos inclinaron la balanza para tomar la decisión de suspender el encuentro, debido a no tener las garantías para continuar.

Ahora se esperará el informe del árbitro del partido para ver si el mismo continúa con los 45 minutos restantes o si se le da por ganado a Rivadavia. Lo que si se espera, es una severa sanción para Lucas Barrios, el jugador expulsado que fue uno de los que inició la trifulca y que se fue del estadio detenido por la policía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario