viernes, 18 de marzo de 2016

LE DIO PELEA AL CAMPEÓN PERO VOLVIÓ A CAER

Por Soy del Este
soydeleste2013@gmail.com
Foto: Archivo.

FÚTBOL/FUTSAL: PRIMERA A (FEFUSA)

Municipalidad de Junín A le dio pelea al actual campeón Jockey Club Mendoza A, pero no logró cerrarlo cuando estaba en ventaja y terminó cayendo en el final por 8-7 por la 3° fecha del Apertura. Claro está que de a poco el Verde va mejorando su juego y su nivel, aún debe corregir algunas cosas para empezar a sumar. Hasta el momento tres derrotas como local en tres jugados en la A.

Iniciado el partido, los de La Colonia cambiaron el planteo que los llevó a la A1 y decidieron esperar al rival. Poco duraron las coberturas y los goles de Jockey empezaron a llegar uno tras otro. Con buen juego colectivo, en tan solo 5 minutos, la visita se colocaba al frente por 4-0 y esto llevaba a los locales a esperar lo peor, una goleada en contra en casa.

Cuando todavía no se jugaban 10’ de la primera etapa, Palmera Miranda abrió de más sus brazos y le pegó un codazo en la garganta a Marcelo Miguez al querer cubrir una pelota. Esto derivó en tarjeta azul directa para el pivot del Burrero, bronca del jugador visitante que se desquitó ocasionando algunos destrozos en el baño del Estadio Cubierto La Colonia tras su furia.

Volviendo al partido, los dirigidos por Arévalo empezaron muy de a poco a levantar cabeza y durante esos diez minutos fueron acumulando faltas a favor, así a los 10’ contaron con el primer libre a favor. Miguez cambió su intento por gol. Llegó un segundo libre y adentro. El conjunto municipal quedaba se metía en partido quedando a sólo dos de diferencia (2-4).

En lo que restaba de primer período, el Verde generó jugadas colectivas muy pensantes e individualidades que llevaron a empatar el resultado con goles de Campos y Vicchiutti. Partido empatado 4-4, aunque Junín también tuvo sus faltas y el visitante contó con dos tiros castigo, pero el Colo Romeo se hizo gigante para contener los disparos y mantener la igualdad.

En el complemento la actitud no cambió y los de La Colonia se ponían arriba por primera vez en el partido, pero rápidamente se lo empataba el Burrero. Posterior a eso el juego no se alteraba. Los esteños supieron aprovechar las que se perdieron en el primer tiempo y así lo pasaban a ganar 7-5, generando mucha locura, alegría, felicidad y todos los sinónimos de júbilo que se imaginen.

Los goles eran productos de inteligencias colectivas, contraataques, e individualidades, de Campos, Monti, Vicchiutti y Ana. Pasaron los minutos, los locales se empezaban a quedar sin oxígeno y los goles visitantes volvieron a aparecer para cortar con la algarabía y la tranquilidad. Tal es así que faltando 1’7’’ el Verde se quedaba con las manos vacías al perder 8-7.

Increíble pero real. Empezó muy mal, reaccionó, remontó, lo dio vuelta y en el final lo perdió. Desazón, tristeza y bronca por no haber podido rescatar un punto de local, una victoria épica, contra el sino es el mejor equipo de Mendoza, quien venía de golear 5 a 0 a Regatas A. Se escapó sobre el final pero queda marcado que con la actitud, concentración y un poco más de unión grupal y sacrificio se puede llegar a estar al nivel de los mejores.

FUENTE: Facebook La Colonia Futsal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario