martes, 8 de marzo de 2016

"POR AHORA ES UN HASTA LUEGO"

Por Jorge Ruiz
soydeleste2013@gmail.com
Foto: Los Andes.

HOCKEY S/CÉSPED: PRIMERA B (AAMHSC)

La arquera del Club Tacurú, Mariana Scandura, toma un nuevo rumbo en su vida respecto a sus estudios de Enología y su futuro profesional laboral. La sanmartiniana viajará a Nueva Zelanda para hacer vendimia en dicho país y por esta razón no estará presente con las Auriazules en el torneo Apertura. Ella lo toma como un gran desafío y además tendrá la posibilidad de entrenar en clubes el país de Oceanía.

A veces, para la mayoría de las personas, cuesta poder enfocarse en sus estudios y también en la práctica de un deporte, aunque este sea amateur. En el caso de la guardameta de Tacurú, Mariana Scandura, queda bien claro cuáles son sus intenciones y en ésta exquisita nota vas a poder entender por qué su presente hoy la aleja del club de sus amores.

-Tomas un nuevo rumbo en tu vida y quizás en tu carrera, ¿Nueva Zelanda?
-Sí, la verdad que me gustan mucho los desafíos, y hoy tener esta oportunidad de poder hacer vendimia en Nueva Zelanda, es un salto muy grande para mi vida y mi carrera profesional. Yo estoy estudiando Enología en la Universidad Maza y no tuve la posibilidad de hacer vendimia el año pasado porque en temporada Febrero-Abril estaba en Buenos Aires entrenando con Las Leonas.

-Vas por trabajo y porque se relaciona con tus estudios, pero ¿Pensas en la posibilidad de buscar un club para no perder ritmo y quizás sumar experiencia?
-La idea principal de irme a Nueva Zelanda es porque tiene un gran nivel con respecto al Hockey, en los últimos años han crecido mucho profesionalmente. Por lo que mi idea es trabajar en Bodega y en los tiempos libres poder ir a entrenar a algún club, para no perder ritmo y también aprender cómo se hacen las cosas en el otro lado del mundo.

Ya estuve en contacto con entrenadores allá, que me han recibido con los brazos abiertos, me dijeron que puedo ir cuando quiera y hasta me dieron la posibilidad de hacer una clínica para los arqueros juniors. Será un gran desafío.


-¿Cómo te llega esta posibilidad de emigrar a Oceanía?
-El año pasado fui a una gira con Las Leonas y conocí a la Enóloga de la bodega a la que voy. Fue muy amable conmigo, y le comenté de mi idea de que me gustaría hacer vendimia por Nueva Zelanda porque me encantó el lugar y me hizo el contacto.

-Como mencionas estuviste con Las Leonas, por lo que ya conoces aunque sea un poco cómo es el lugar y la cultura del mismo, ¿cierto?
-Sí, es más, por eso quiero volver. La gente de allá es muy amable, atenta, te hace sentir muy cómodo. Viven muy tranquilos, sin apuros. Aparte el lugar es hermoso, hay mucha variedad de paisajes. Por un lado montañas, por otro está el mar y siempre una vegetación muy linda. Es muy lindo para ir a conocerlo.

-¿Qué sabes de tu nuevo destino? ¿Y por cuánto tiempo es tu estadía?
-Yo voy a estar en un pueblo pequeño llamado Blenheim. Ya estuve allí cuando viajé y es muy lindo. Todo limpio y ordenado. Me quedaré dos meses trabajando allí y después tendré un mes para poder recorrer por donde me lleve el viento.

-En caso de poder integrar algún club neozelandés o del continente, ¿sería tu primera vez jugando en otro club que no sea Tacurú o seleccionados?
-La verdad que he tenido la oportunidad de entrenar con varios clubes, en 2012 jugué con Andino la Liga Nacional y en 2015 pude participar en un entrenamiento con River en Buenos Aires. Ojala pueda participar en los entrenamiento con algún club neozelandés, más que nada porque uno siempre aprende cosas nuevas y se le abre mucho la cabeza al ver distintas forma de entrenar.


-Respecto a Tacurú, si bien es por trabajo y pensando en tu futuro laboral, ¿qué sensaciones te genera la salida del club? Imagino que es un “hasta luego”, o ¿crees que existe la posibilidad de asentarte en Nueva Zelanda (ya sea trabajando o jugando)?
-Es una mezcla de muchas cosas. Al principio es un desafío muy grande, estaba muy ansiosa y con ganas  de irme. Pero mientras se va a acercando la fecha, me voy poniendo más nerviosa. Cada vez que voy a entrenar con el club, en silencio me pongo a mirar a cada una, pensando “los voy a extrañar che” tanto como a mi familia y amigos. A pesar de que son tres meses, no he estado tanto tiempo afuera de mi casa, asique será una gran experiencia para mí.

Hasta ahora, es un “hasta luego”, pero quien sabe para dónde te lleva la vida. Igual mi objetivo no es quedarme en Nueva Zelanda permanentemente, es poder ir a jugar a Buenos Aires y conseguir una oportunidad con Las Leonas.

-En 2015 con Tacurú tuvieron un muy buen año ascendiendo en el Regional de Clubes y luchando por el ascenso tanto en el Apertura como en el Clausura, ¿Crees que este año podrán repetir el desempeño o mejorarlo? Pensando también en que eras una gran motivadora del grupo.
-La verdad que tenemos un muy lindo equipo, con jugadoras con un gran futuro. Es un equipo muy joven todavía, la mayoría son de quinta. Como equipo tenemos un montón de cosas para aprender y seguir mejorando, lo más lindo es que estamos todas comprometidas con eso. Nuestro objetivo es el Ascenso, pero primero hay que crecer como equipo. Seguramente podemos repetir el desempeño, tenemos todas las capacidades, con tiempo cada vez nos vamos afianzando más en la cancha.

-Teniendo en cuenta tu salida, en el arco queda Agustina Benedetti, quien también se proyecta con mucho futuro al igual que sucedió con vos ¿Cómo la vez y qué crees que le puede aportar a la Primera?
-Te voy a decir lo mismo que le dije a ella: “estas sobrada”. Tiene todas las capacidades y me hace acordar mucho por todo lo que pasé yo cuando era joven. Sé que esto la va a ayudar muchísimo para afianzarse en el arco y sentirse más segura. Es importante que haga la experiencia y que sienta a veces la presión en algunos partidos, eso te va haciendo más fuerte. Todo esto es un proceso, y de a poco se van a ir viendo los buenos resultados. Lo bueno, es que el equipo le tiene confianza, porque es muy buena arquera y también es una gran persona, siempre predispuesta a escuchar y a aprender. Va a ser una linda experiencia para ella.


-Antes de tomar un nuevo rumbo, estuviste en el Torneo del Sol con Tacurú y te diste el gusto de jugar como delantera y hasta convertir, ¿es una nueva opción que le podes dar a tus entrenadores o sólo pensas en atajar?
-Me has hecho feliz con esta pregunta, nunca me la esperé. Ser jugadora, me lo tomo como un hobbie, me gusta correr, hacer un par de dribblings y quién sabe, meter un par de goles. Lo más importante es que me divierto, cuando entrenamos en el club suelo jugar de jugadora en los partiditos. Pero la verdad que la faldita no me queda muy bien, mejor dame el casco y los pads así me quedo en el arco, creo que eso es lo mio.

-Fuiste una de las claves de las Auriazules el año pasado y lo venís siendo hace tiempo, lo que te ha llevado a varias convocatorias en seleccionados locales y Las Leonas, ¿Cómo te ves a futuro a nivel Selección Mendoza y Selección Argentina?
-Este año quiero aprovechar a terminar mi carrera, pero siempre mi objetivo es intentar volver a estar en Las Leonas. Me faltan muchas cosas por aprender todavía para estar a tal nivel, pero por lo menos lo intentaré. Todavía no he tomado ninguna decisión, tengo que ver para qué rumbo me lleva la vida, ver qué puertas se abren y cuáles se cierran. Voy disfrutando el día a día y aprovechando las oportunidades.

-¿Crees que el equipo sentirá tu ausencia?
-Si me llego a ir del club, te aseguro, que yo sentiré mucho más la ausencia de mi equipo que ellas mi ausencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario