martes, 10 de octubre de 2017

VIEJO ES EL VIENTO Y TODAVÍA SOPLA

Por Jorge Ruiz
soydeleste2013@gmail.com

FÚTBOL: LIGA RIVADAVIENSE

51 años no es nada. Esa es la edad con la que Walter Bernabé volvió a calzarse el buzo y los guantes de arquero para volver a formar parte de un encuentro oficial en el marco de la Liga Rivadaviense. El portero que hace años viene jugando en Veteranos y Profesionales estaba en la lista de Montecaseros y por diferentes situaciones tuvo que actuar en la noche de este lunes frente a La Libertad. Y vaya que le fue bien, 3-0 y figura.

Si uno se pone a repasar en la zona este a jugadores destacados ciertamente surgirá el Gorrión Bernabé como uno de ellos. Y es que el arquero sanmartiniano tuvo una gran trayectoria como jugador con ascensos o títulos, y también la acompañó con títulos como DT. Aunque en la actualidad se encontraba, y continúa, como entrenador de arqueros en Montecaseros.


Debido a diferentes situaciones, el plantel del Lobo del Norte se vio diezmado de arqueros. Primero en el torneo Federal B con la repentina salida de Diego Antonio, quien había llegado como refuerzo. Así tomó su lugar Mariano Rodríguez y quedaba como suplente Damián Sáez. Y solo eran ellos. Fue así que cuando fue expulsado Rodríguez, al banco tuvo que ir el volante Agustín Caligari como arquero.

No había más arqueros en la lista y lo lamentaban. Por eso en la Liga Rivadaviense no quisieron correr el mismo riesgo. Al tener a Rodríguez involucrado de lleno con el Federal B, Sáez quedaba para el torneo doméstico. Otras opciones eran Iván Rodríguez, Nicolás Quevedo (tras regresar de Mundo Nuevo), Walter Bernabé y Lautaro Bernabé. Y ante la lesión de Sáez, para este lunes en un cruce muy duro, Marcelo Gerardi le dio la confianza al Gorrión.


Y el ex arquero de Atlético San Martín, San Martín de San Juan, Racing de Córdoba, Independiente Rivadavia, Juventud Unida (SL), Deportivo Maipú, entre otros; tuvo una gran noche ante La Libertad tapando tres acciones claras de gol que hubieran cambiado el rumbo del juego, y por ello se erigió como la figura en el triunfo de Montecaseros por 3-0. Así demostró su vigencia.

Luego de este regreso, el arquero dialogó con Soy del Este y expresó sus sensaciones al respecto: “Un desafío personal, algo que vivir por ahí a los 51 años no se vive todos los días y la sensación de los nervios que tenía antes del partido como si fuera a debutar, por la gente, por el Gato (Marcelo Gerardi) que me dio la oportunidad de jugar. Jugué porque se lo pedí yo y porque no había más arqueros tampoco, los otros son chicos, Damián tiene una fisura en el empeine, Mariano está en el Federal B. Es algo que me gusta, que me apasiona, algo que me llena de alegría volver a esto, volver a vivir esto, a jugar prácticamente con un plantel de Federal B, porque todos los chicos lo son y porque La Libertad también puso varios de Federal B. Me sentí muy cómodo y agradecer al cuerpo técnico, a los muchachos que me bancaron en todas, esto es algo que no se vive todos los días”.


Bernabé venía actuando en Veteranos y Profesionales, pero dejó claro que no es igual: “Yo juego en Profesionales el sábado a la tarde y el domingo juego en Veteranos +40 y después en +50. Estoy jugando tres partidos por fin de semana pero lo que pasa que acá le meten de todos lados y la pelota viaja, en Veteranos es mucho más lento, jugas distinto, jugas parado. Es otro el ritmo y por ahí acá te ven que sos grande y patean de todos lados, Ponti le pegaba de todos lados. Pero uno estando bien paradito y manteniéndose como yo me mantengo, entrenando todos los días un poquito con Mariano (Rodríguez), los reflejos y cositas básicas que uno por ahí al llegar a los 50 años cuestan pero creo que lo he tomado bien, he llegado bien y me encantó lo que pasó hoy día (anoche)”.

A la hora del partido, el Gorrión fue protagonista en varias acciones y manifestó cómo lo vivió desde adentro: “Lo viví muy motivado, muy enchufado, a la par de los compañeros porque creo que cuando uno se mete en el partido, toda la vida, los 20 años, los 22, que jugué en Primera, los viví metido, así como hoy, que lo sentí como si hubiese estado jugando la final del Mundo. Lo viví a la par de ellos como en cada jugada que se jugaban la vida, yo también lo viví igual. Creo que estuve muy concentrado, por eso las que me tocó intervenir estuve atento y por eso respondí bien. Para aplaudirlos a los chicos que me pudieron bancar y nadie dijo nada cuando les dijeron que jugaba yo. La verdad que se pusieron contentos y me apoyaron en todo sentido”.


Pero eso no fue todo, porque si algo le faltaba a esta noche especial, era que su hijo Lautaro, estaba en el banco de suplente en caso de tener que relevarlo en el puesto, sobre ello reveló: “Me pasó una vez en Giagnoni, jugamos con Buen Orden, el Lauti fue al banco y la verdad que es algo único, que tu hijo esté de suplente tuyo. La verdad que lo quería hacer debutar aunque sea hubiese jugado 10 minutos hoy (anoche) pero estaba complicado el partido, estábamos con 9 jugadores y ya habían hecho los cambios. Ya va tener la oportunidad de jugar porque él es chico y todavía tiene toda la vida por delante. Yo debuté a los 19 años en San Martín, él tiene 19, tiene muchas cosas por aprender pero de a poquito le va a llegar la oportunidad y no la va a desaprovechar”.

DEPORTES EN EL RECUERDO: En el año 2011, en el Torneo del Interior, cuando era entrenador de Tres Porteñas y enfrentaban a Sport Club San Carlos, Walter Bernabé también firmó una planilla en una competencia oficial aunque en ese momento fue como suplente de su hermano Franco, ante la ausencia de un sustituto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario