jueves, 15 de marzo de 2018

EL JUGADOR E$TRELLA


CUENTO DE BÁSQUET

I

El jugador estrella llega sonriente a un nuevo club. Es la esperanza de todos los hinchas, que sueñan desde hace tiempo con lograr el campeonato. Los dirigentes saben que están haciendo un esfuerzo económico muy grande, pero que vale la pena por toda su experiencia en el básquetbol profesional.

El jugador estrella la rompe en la primera práctica. Deslumbra a sus compañeros y al entrenador con su estado físico, más allá de su edad. Los diarios y radios locales no paran de alabarlo, no ahorran adjetivos en sus notas. Todos creen que será el héroe de la temporada, el abanderado del equipo.

El jugador estrella debuta en un amistoso. Sus números son brillantes. Los hinchas empiezan a corear su apellido. Lo ovacionan cuando el entrenador lo saca para que descanse y los jugadores de las divisiones inferiores le piden fotos y autógrafos todo el tiempo.

El jugador estrella domina las estadísticas en los primeros partidos del certamen. La cancha se llena. Todos los flashes se encienden cuando él está en el rectángulo de juego. Su imagen abre los noticieros. Todo es alegría en la ciudad. Todos se ilusionan con el título.

El jugador estrella continúa en un nivel superlativo y su equipo pasa a ser candidato por los medios especializados. Los técnicos rivales hacen nuevos sistemas defensivos, sólo para tratar de bajarle su goleo. Los árbitros lo respetan, jamás le cobran una antideportiva. Los rivales no logran pararlo y se rinden ante su humanidad. 


II

El jugador estrella es invitado a salir por sus compañeros. Conoce el boliche más asistido de la zona. Los hombres lo admiran. Las mujeres se le tiran encima. El barman quiere ser su amigo y le regala los tragos más caros.

El jugador estrella, en plena temporada regular, se pone de novio con la mujer más hermosa y codiciada de la ciudad. No para de subir fotos a Facebook e Instagram. Su rendimiento empieza a decaer y ya no es el primero en llegar a los entrenamientos. Inician los cortocircuitos con el entrenador.

El jugador estrella comienza a tener menos minutos en cancha. Se lesiona y no hace una buena recuperación. Los dirigentes ya no lo soportan y no pueden entender el dinero que están gastando en un jugador que no juega.

El jugador estrella, sin estar al ciento por ciento, vuelve para el inicio de los playoffs, la etapa más importante del año. Su rendimiento es irregular. Sus números no son los mismos que al inicio de la temporada. Tiene un partido bueno, luego uno malo y luego otro peor.  El equipo queda eliminado y los hinchas vuelven a desilusionarse como en la temporada anterior.

El jugador estrella, al día siguiente, se va a descansar a su ciudad natal. Se lleva a su pareja para que conozca su casa y su familia. Luego disfrutan de dos semanas de vacaciones en el exterior, sin parar de subir fotos a las redes sociales.

El jugador estrella vuelve con su novia, pero los dirigentes no le renuevan el contrato. Los hinchas lo miran de reojo, ya no lo saludan en la calle. Nadie le pide fotos ni autógrafos. El barman no le regala tragos como antes.

El jugador estrella piensa que es momento de cambiar de aire. Decide romper su relación amorosa. Hace algunas declaraciones polémicas en un medio local y le pide a su representante que le busque un nuevo destino.


III

El jugador estrella llega sonriente a un nuevo club. Es la esperanza de todos los hinchas, que sueñan desde hace tiempo con lograr el campeonato…

Hugo Videla
@Hugovidela1

No hay comentarios:

Publicar un comentario