lunes, 26 de marzo de 2018

POLICÍA Y CAMPEÓN

Por Hugo Videla
soydeleste2013@gmail.com
Fotos: Facebook

BOXEO - TORNEO VENDIMIA

El rivadaviense Gabriel Fornez se consagró campeón el pasado viernes del Torneo Vendimia en la categoría pesados (+ de 91 kilos) tras vencer en decisión dividida a Nicolás Cuello. Fornez, además de ser boxeador amateur, es policía y tuvo guardia de 24 horas un día antes de la pelea. La velada se llevó a cabo en Luján de Cuyo.


Pupilo de Enrique Poblete (campeón argentino veterano amateur en 2017), Gabriel Fornez venía creciendo a pasos agigantados en el gimnasio de Quique y era el momento adecuado para demostrarlo arriba del ring. Tras pasar a la final del Vendimia, enfrente tendría a Nicolás Cuello, púgil de 2 metros y favorito a quedarse con el cinturón el pasado viernes.



Fornez no sólo estaba en desventaja de altura (él mide 1,86) sino que además llegaba a la pelea con 24 horas de guardia, ya que desde hace un tiempo vive del servicio policial. "Fue muy difícil para mí. Al ser tan alto mi contrincante, sumado a la guardia que había hecho, sentía las piernas cansadas, no me respondían al cien por ciento. Sin embargo no le dí un centímetro. Lo trabajé tirando volados y pegando abajo", acotó el campeón.


"Viatri" como le dicen sus amigos por su parecido al jugador de fútbol, se quedó con el cinturón de campeón tras una pelea muy reñida y con fallo dividido, aunque por todo lo aclarado anteriormente, era merecedor del mismo. Seguramente vendrán más oportunidades para Gabriel, quien en sus deseos está seguir creciendo como pugilista, sin descuidar su profesión de servidor público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario