domingo, 21 de octubre de 2018

NO FUE EL DEBUT ESPERADO

Por Hugo Videla (Enviado a Carmen de Patagones)
soydeleste2013@gmail.com
Foto: Gentileza (Prensa Atenas)

BÁSQUET: LIGA ARGENTINA 2018-2019

En una noche atípica en Patagones (la lluvia obligó a cambiar de estadio a pesar de que se habían jugado 50” en Atenas), el conjunto sureño se hizo fuerte y le ganó a Rivadavia Básquet por 83 a 56. El Naranja buscará revancha el próximo lunes ante Deportivo Viedma.

Una jornada que quedará en la memoria de muchos por lo sucedido. Y es que apenas había iniciado el juego en el Carmelo Trípodi Calá, y con el triunfo parcial 2-0 por el doble de Nwogbo, los árbitros pararon el juego por goteras en la cancha.

De ahí en adelante comenzaron las dudas. Que se esperaba hasta que la lluvia cesara, que se suspendía el juego y se pasaba para mañana o que se seguía jugando pero en otra cancha. Esta última fue la opción tomada. En principio, los dirigentes de Atenas se comunicaron con los de Deportivo Viedma para ver si tenían su estadio a disposición.

Sin embargo, la decisión final fue la de elegir la cancha de Jorge Newbery de Patagones, a seis cuadras de Atenas. Los equipos y el público que había comprado la entrada, se trasladaron para dicho club y el juego reinició cerca de las 22.30 hs con el 2-0 a favor del Griego Maragato.

Ese primer cuarto tuvo mucha paridad. Gamazo y Nwogbo se hicieron fuertes en la pintura superando  en la mayoría de los duelos a Trejo y a Charlie Wilson. En Rivadavia, Cristen Wilson con 5 puntos, emparejaba el score, pero por mayor efectividad en tiros de campo, el local ganaba el primer chico (19-15).

El inicio del segundo cuarto fue muy bueno para los Naranjas. Doble y bonus de Cristen Wilson más un doble de Bernardini, le daban la chance al quinteto de Minelli de pasar arriba en el marcador (19-20). Sin embargo, de ahí en adelante todo sería de Atenas, que llevó adelante un básquetbol fabuloso, con una rotación de pelota perfecta y un inspirado Pau desde 6,75 metros. El elenco de Gelpi se floreó antes del descanso largo (42-29).

En el complemento, Rivadavia perdió a Cris Wilson quien llegó a la quinta falta, mientras que el conjunto de Patagones seguía aumentando las distancias. Gamazo siguió demostrando toda su jerarquía en el posta y el triunfo empezaba a quedarse en casa (64-45).

Los diez minutos finales sólo fueron para cumplir. Atenas siguió lastimando y brilló ante su gente como lo había hecho el pasado jueves cuando había derrotado a su clásico, Deportivo Viedma.   

El Griego Maragato se encamina a ser uno de los favoritos al título. Rivadavia por su parte, buscará no irse con las manos vacías el próximo lunes a las 21.30 cuando visite a Deportivo Viedma, su verdugo en la temporada pasada.

SÍNTESIS:

Atenas de Carmen de Patagones (83): Juan Ignacio Laterza 2; Ariel Pau 15; Emiliano Agostino 14; Joaquín Gamazo 19 y Lotanna Nwogbo 18 (FI); Santiago Ibarra 3; Martin Percaz 5,  César Lavoratornuovo 0, Ezequiel Dupuy 7. DT: Manuel Gelpi.

Asociación Civil Rivadavia Básquet (56): Federico Grenni 3, Matías Bernardini 15, Cristen Wilson 8, Abel Trejo 8, Charlie Wilson 12 (FI); Andrés Llaver 1, Stefano Arancibia 5, Facundo Alberici 4, Facundo Lazcano 0, Guido Francese 0. DT: Fernando Minelli.

Estadio: Carmelo Trípodi Calá y Jorge Newbery (local Atenas)
Árbitros: Javier Mendoza; Rodrigo Reyes Borrás y Mariano Slusar
Parciales: 19-15; 42-29 y 64-45
Tiros libres: Atenas 10/17;  Rivadavia 11/22
Cinco faltas: Cris Wilson
Figura: Joaquín Gamazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario