sábado, 18 de mayo de 2019

EL DERBY VOLVIÓ A SER NARANJA

Por Hugo Videla
soydeleste2013@gmail.com
Fotos: Emilia Valestra

BÁSQUET: SUPERLIGA

Rivadavia Básquet se quedó con una nueva edición del clásico esteño ante Junín Básquet, en esta ocasión por 68 a 63, juego que se disputó en el Posta Del Retamo. Los Naranjas, volvieron a jugar luego de la eliminación por La Liga Argentina y tuvieron a un inspirado Grenni, sobre todo en el segundo tiempo, anotando 18 puntos (5 triples). El Verde acumuló su segunda derrota al hilo.

Siempre es atractivo un Junín – Rivadavia, Rivadavia – Junín. Más allá de que ambos equipos ya están eliminados de sus competencias nacionales, la jerarquía de varios apellidos, hacían que en la previa se esperara un gran partido. Y desde lo emotivo fue. Quizás no tanto desde lo vistoso, pero hasta el final el Verde se mantuvo con expectativas, pero los Naranjas lo cerraron a su favor.


Desde el inicio se notó mucha paridad. Rivadavia no había vuelto a jugar luego de la eliminación ante Estudiantes de Olavarría por La Liga Argentina y se notaba a un equipo lento, impreciso y con pocas variantes desde el banco. Junín por su parte, también llegaba con el ánimo bajo, luego de la derrota del pasado miércoles en su visita a San José, además con la ausencia de Lavezzari por expulsión.

Mejor inicio de Rivadavia en la noche con un parcial 10-2, pero rápidamente Junín con su perímetro se ponía a tiro del empate. Sin embargo y luego de haber ganado el primer cuarto por la mínima (16-17), los Naranjas encontraron a Pérez Neto en todo su esplendor bajo las tablas, anotando puntos importantes, incluyendo dos volcadas. Los de Noria se iban al descanso largo arriba 37 a 26.


Los dirigidos por Pablo Moyano, encontrarían su mejor versión en el tercer cuarto y lo ganarían. Nicolás Seoane se cargó el equipo al hombro tras la salida de Paparini, mientras que Pinto también aportó su cuota goleadora. En Rivadavia, comenzaba a crecer la figura de Grenni. Continuaba arriba el Naranja pero sólo por dos puntos (50-52).

Noria  no movió las piezas y siguió apostando a sus hombres más experimentados. Así fue que con un triple de Llaver y dos de Grenni, Rivadavia metía un parcial de 9-0 en el inicio del cierre, para estirar la brecha y volver a poner un poco de tranquilidad en el score (50-61).


Junín siguió luchando y buscando al mejor tirador ubicado. Grenni estaba en una noche fantástica y volvía  castigar desde 6,75 metros, para que los Naranjas empezaran a saborear el triunfo. El Verde no regaló nada y dio pelea hasta el final, pero no le alcanzó.

Rivadavia, aún sin la clasificación asegurada a los playoffs, sueña con dar pelea hasta el final en la Superliga. Si bien ya no cuenta más con Bernardini, Lazcano y posiblemente Coleman (este último está lesionado y no seguiría en Mendoza), tiene los recursos como para ser protagonista. Lo propio Junín, equipo al que se le han negado los resultados en los últimos certámenes, pero que confían en el trabajo de su director técnico.


SÍNTESIS:

Club Social y Deportivo Junín (63): Lucio Castellani 12; Matías Ciuffo 8, Jeremías Bustos 0, Agustín Paparini 16,  Santiago Agüero 6  (FI); Nicolás Seoane 11; Lorenzo Alaniz 0; Matías Pinto 8, Steve Quiroz 2. DT: Pablo Moyano.

Asociación Civil Rivadavia Basquet (68): Federico Grenni 18, Andrés Llaver 17, Facundo Alberici 5, Feliciano Pérez Neto 18, Abel Trejo 8 (FI), Dalmiro Martín 2, Juan Sosa 0, Juan Cano 0.  DT: Fernando Minelli.

Estadio: Posta Del Retamo
Parciales: 16-17; 26-37 y 50-52
Tiros Libres: Junín 7/9, Rivadavia 14/22
Figura: Federico Grenni
Árbitros Luis Pérez y Rodrigo Oliver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario