lunes, 27 de mayo de 2019

“LA PALABRA ROBO QUEDA CHICA”

Por Hugo Videla
soydeleste2013@gmail.com
Foto: Gentileza

FÚTBOL: TORNEO REGIONAL FEDERAL AMATEUR 2019

El entrenador del Atlético Club San Martín, Lucio Ramos, dialogó esta mañana en el programa radial AVS, contando en primera persona todo lo que vivió el Albirrojo en el partido de vuelta por las semifinales del Regional Amateur. “Peñarol no tiene manera de ascender si no es por ayuda de los árbitros”, declaró. ¿Qué pasó en la llegada del equipo al estadio?

“Es muy triste lo que vivimos, es muy triste lo que nos pasa, porque hemos trabajado mucho, hemos dejado mucho de lado. Teníamos todo para hacer crecer a la institución y nos hacen esto, que no me animaría a decir robo, porque la palabra ´robo´ queda chica”, comenzó la entrevista esta mañana con Lucio Ramos.

Y continuó: “Esto es una mafia total. No quiero que se me escape ninguna palabra fuera de lugar, porque soy una persona respetuosa, pero sinceramente lo de ayer no lo vi nunca. Los árbitros y los jueces de línea son humanos y pueden equivocarse, pero no con tanta alevosía como sucedió ayer. No nos dejaron jugar, nos pegaron de una manera increíble y no cobraban nada. Yo si fuera jugador de Peñarol no estaría contento por esto. Este equipo no tiene manera de ascender si no es por ayuda de los árbitros”.

Ante la consulta de cómo llego San Martín hasta el estadio, algo que siempre es complicado para los equipos mendocinos en San Juan, Ramos contó: “Cuando se jugó en Mendoza, el equipo sanjuanino llegó de manera normal, es decir, con su colectivo hasta la puerta del estadio y no se arrojó ninguna piedra. Ayer, tuvimos que llegar en combis policiales, como si fuéramos presos. Recibí dos balazos de gomas. Me pegaron. Te van sacando de a poco. Un policía me dijo ya en el vestuario ´esto pasa siempre, a todos los equipos les roban acá´. Por algo pasaron los incidentes en San Luis”.

El DT Albirrojo agregó: “Hay una impunidad en donde ha nadie le importa nada. Nosotros pedimos árbitros profesionales y ni siquiera nos dieron eso, cuando hoy sobran árbitros por los pocos partidos que hay. Los jugadores de Peñarol nos decían en la cara, ´perdónennos pero ya tenemos el ascenso comprado´. Estoy muy triste, el esfuerzo que se hace desde dirigentes, jugadores, la utilería. Yo hace dos meses y medio que no veo a mi familia”. 

Ante la pregunta de por qué San Martín se retiró del campo de juego tras recibir el tercer gol a los 26 minutos del segundo tiempo, el entrenador expresó: “Ya nos había llegado un comunicado y podríamos haber tomado la decisión en el entretiempo. Desde el minuto cero, el árbitro estaba predispuesto a todo. No hacía barrera, nos cortaba el juego, hasta la ubicación de los pasapelotas. Estaba todo muy bien planificado. No había forma de pasar la mitad la cancha. Ellos pegaban trompadas y no cobraban nada. A nosotros nos llenó de amarillas.  No fue un partido de fútbol normal. Hasta que no maten a un árbitro esto no va a parar”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario