jueves, 14 de noviembre de 2019

COMEGLIO COMPETIRÁ EN LA COPA ACONCAGUA

Por Walter Vasquez
soydeleste2013@gmail.com

FISICOCULTURISMO/FITNESS: COPA ACONCAGUA 2019

La atleta Claudia Comeglio competirá este fin de semana en la Copa Aconcagua, organizada por la Federación Argentina de Asociaciones Provinciales de Musculación (perteneciente a IFBB), el domingo 17 desde las 18 horas en el Teatro Plaza de Godoy Cruz. La oriunda de Rivadavia se prepara con dureza para su primera experiencia arriba del escenario.

La Copa Aconcagua es un certamen a nivel nacional que se inició en 1988, aunque normalmente también asisten atletas de países limítrofes. Dentro del abanico de categorías, la rivadaviense modelará en “Wellness”.

“Es una categoría musculada, tenemos que tener muchas piernas y cola, cintura muy pequeña, espalda y brazos tonificados. Es un tipo de competencia muy delicada y glamorosa. Necesitas estar segura de vos misma. Además, hay que tener en cuenta la producción en cuanto a la vestimenta y usar tacos de 12cm de alto, algo muy difícil para mí”, describió la Profesora de Educación Física.


Desde su niñez, Claudia práctica diversas disciplinas. Inició con danza clásica, pasó por el fútbol, natación, vóley (donde fue jugadora y entrenadora) y en abril se inclinó por el fisicoculturismo. El equipo de Comeglio está compuesto por Ezequiel Flamant, su entrenador personal -campeón sudamericano en fisicoculturismo-, y Alejandro Videau, a quien considera su padrino deportivo.

Especificando sobre su entrenamiento, la entrevistada contó: “Entreno todos los días. Dos veces a la semana hago tren inferior y dos veces tren superior, el día restante voy trabajando con músculos aislados. En cuanto a piernas, hago mucha hipertrofia, aunque en algunos ejercicios me cuido y le bajo la cantidad de kilos porque tengo una cirugía en la columna. Tren superior trabajo con más repetición y menos peso para ir tonificando. Zona media no trabajo mucho porque al hacer una dieta equilibrada y laburar con técnicas de fuerza tengo el abdomen contraído permanentemente”.

Más allá de las críticas que recibe esta disciplina, debido a sus exigencias por parte de los jueces, la atleta aclaró: “Es una actividad bastante saludable porque tenes que llevar una dieta sin grasas ni azúcar, todo lo que el organismo no necesita. Harinas no ingiero y tengo que consumir un alimento cada tres horas, eso es lo más tedioso. Generalmente vas modificando tu alimentación cada una o dos semanas. He sido muy estructurada, pero siento que valió la pena”.


El reglamento de la categoría es estricto y se centra en estereotipos prehistóricos. Tal es así que el desarrollo de la musculación en el tren inferior no justifica de ninguna manera la presencia de celulitis. El análisis del jurado se inicia en la apreciación atlética de la participante, teniendo en cuenta el pelo y “belleza facial”, como así también la tonalidad de piel.

En este sentido, Comeglio cerró: “Estoy muy nerviosa porque si bien es una competencia donde el entrenamiento es bastante masculino por el hecho de cargar muchos kilos, cuando te paras en el escenario tenes que mostrar cierto grado de feminismo, sobre todo al momento de usar tacos muy altos. Te requieren ser fuerte y delicada a la vez; sensual y fina simultáneamente. Esto es algo que va en contra de mi forma de ser, pero lo hago porque me encantan los desafíos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario