JOVEN SANMARTINIANA QUE PADECE LUPUS PIDE POR SU VACUNACIÓN Y LA DE LAS PERSONAS CON ENFERMEDADES REUMATOLÓGICAS AUTOINMUNES

Por Jorge Ruiz
Foto: Gentileza

SALUD

Melina Carrasco, de 23 años, se ha visto obligada a difundir su exigencia a través de las redes sociales buscando una respuesta, tanto del Gobierno provincial como del Municipal, para su necesidad. Es que ella y su hermana Sofía (18 años), ambas con Lupus, tienen un importante factor de riesgo que no ha sido considerado aún.

"Con esto de la vacunación de mayores de 18 pensé que con mi hermana nos podíamos vacunar porque somos pacientes de riesgo. Las dos lamentablemente tenemos la misma enfermedad, y es triste porque cuando vimos la lista nuestra enfermedad no sale. Tampoco salen las otras enfermedades reumatólogicas autoimune", se lamentó Melina ante la ausencia del LES (Lupus eritematoso sistémico).

Debido a esto, decidió averiguar al respecto y manifestó: "Busqué información con otros pacientes lúpicos y a ellos en otras provincias, como Córdoba, los han vacunado. No entiendo por qué a nosotros no". Y agregó: "Cuando me comuniqué con mi doctora me dijo que la Sociedad Argentina de Reumatología envió una nota para que nos tuvieran en cuenta. Pero no ha pasado nada".

"Mi enfermedad hace que mi sistema inmunológico me ataque, me ataca a todos los órganos por eso es tan importante que me vacunen. No sólo a mi sino a todos los pacientes autoinmunes", comentó la joven sanmartiniana sobre su padecimiento y la necesidad de ser vacunada ante un posible contagio y las serias complicaciones que eso podría traer.


En cuanto a la situación de su hermana Sofía, señaló que: "A mi hermana el Lupus le atacó a los pulmones. Ella hace más de un año que no puede ir a la escuela, la doctora se lo prohibió por ser de riesgo".

"Estamos encerrados y nuestra familia con el corazón en la boca. Mi hermana no sale directamente, mis viejos laburan los dos así que ellos tienen que salir sí o sí. Y yo trabajo pocas horas y días a la semana para no volverme loca pero con precauciones obvio. No salgo con mis amigas", reflejó Melina sobre cómo está transitando la situación su familia.

Y también dejó en claro su preocupación: "He tenido suerte de no contagiarme pero tengo miedo cómo puede afectarme. Trato de tomar toda la medicación y vitaminas para estar bien. Pero es difícil".

Según pudimos interiorizarnos en el sitio lupus.org; "es poco probable que muchas personas con lupus se hayan incluido en los ensayos clínicos de las vacunas. Sin embargo, no hay evidencia de que las personas con lupus no deben recibir la vacuna. Según los CDC, no hay razón para pensar la administración de la vacuna resultará en una respuesta inflamatoria (brote) para una persona con lupus u otra enfermedad autoinmune. Existen pruebas sólidas de los ensayos clínicos de que la vacunación reduce en gran medida la posibilidad de que una persona contraiga el COVID-19, que puede ser una enfermedad grave o incluso mortal. La Guía clínica de la vacuna COVID-19 del Colegio Estadounidense de Reumatología recomienda que las personas con enfermedad reumática autoinmune e inflamatoria (que incluye el lupus) reciban la vacuna, a menos que sean alérgicos a un ingrediente de la vacuna".

Entonces, ¿por qué Melina y Sofía, y las demás personas con este tipo de padecimiento, que ciertamente se encuentran dentro del grupo de riesgo, no han recibido aún sus dosis de alguna de las vacunas contra el coronavirus en Mendoza?

TE PUEDE INTERESAR:



Comentarios