martes, 26 de mayo de 2020

A UN AÑO DE LA "ACOSTADA"

Por Emanuel Cenci (especial para Soy Del Este)
@EmaCenci
Foto: Jorge Ruiz

OPINIÓN: TORNEO REGIONAL FEDERAL AMATEUR 2019

Carlos Biasotti, arquero de Peñarol, ya se lo había advertido a Mauricio Temperini, delantero de San Martín: “está todo arreglado en San Juan; allá los vamos a acostar”, según sus propias palabras. Con esa frase y los corruptos antecedentes de los anteriores partidos del elenco de San Juan, viajamos al encuentro de vuelta de la final de la región Cuyo del Regional Federal.

Centrándome solo en mis labores periodísticas, he tenido la oportunidad de asistir prácticamente a todos los partidos de visitante del Atlético Club San Martín desde 2011 a esta parte. Vi muchas cosas, pero nunca algo siquiera parecido a ese fatídico 26 de mayo de 2019.

Tuvimos que lidiar toda la semana con el encargado de prensa, que negaba acreditaciones para tratar de mantener oculto el robo que se avecinaba. Finalmente, después de gestionar incansablemente, logramos ingresar.

Con el pitazo inicial del pasadísimo de peso Juan Carlos Bazán, entendí todo. San Martín no tenía chance alguna de pasar de ronda.

El equipo local tuvo, durante los 90 minutos, la venia para cargar al arquero en cada pelota aérea (así llegó el primer tanto), definir en posición adelantada (así se decretó el segundo gol), o disputar con violencia y mala intención cada jugada dividida (así inició la tercera conquista).

El Chacarero sufrió una terna arbitral completamente corrupta, que lo hizo subir al ring con las dos manos atadas en la espalda y con un rival que golpeaba con bates de béisbol en lugar de usar sus manos. Más o menos así fue el partido.

Los jugadores del León estuvieron a punto de no jugar el segundo tiempo, pero decidieron salir a disputarlo para evitarle sanciones a la institución. Con la llegada del tercer gol, eso ya no importó.

La decisión del plantel Albirrojo de no quedarse a ser partener de la fiesta de los elegidos por Chiqui Tapia, motivó a qué varios clubes realizaran lo mismo en otras definiciones de ascenso. San Jorge, también eligió actuar de manera similar ante la injusticia frente a Alvarado de Mar del Plata.

Lo que más duele, no es que un equipo ascienda envuelto en casos de corrupción, o que un árbitro direccione el espectáculo a favor de quien le pagó dinero por detrás. Lo que más duele es que es moneda corriente en todo el fútbol nacional. Cala hondo saber que nadie paga ni pagará por las injusticias, sino todo lo contrario. Al corrupto, lo hacemos presidente y le mandamos vergonzosas cartas de apoyo por su "trabajo incansable por el ascenso y el interior del país".

Hoy San Martín sigue metido en el fondo del abismo, luchando por recuperar el lugar que perdió por desidia propia y ajena. "Tantas veces me mataron , tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí, resucitando"; dice la famosa canción. Estoy convencido que el León, está resucitando. Solo es cuestión de tiempo para que se ponga de pie y vuelva a rugir.


TE PUEDE INTERESAR:


No hay comentarios:

Publicar un comentario