PREOCUPACIÓN EN SANTA ROSA POR UN BROTE DE GASTROENTERITIS EN UN JARDÍN MATERNAL

Por Soy del Este

DEPARTAMENTALES

Unos seis niños fueron derivados al hospital Perrupato por vómitos y diarrea. Los papás sospechan que pueden haber comido algo en mal estado. Desde la Provincia lo descartan.

Unos 6 niños que asisten a un jardín maternal de Santa Rosa fueron derivados al hospital Perrupato porque tenían vómitos, diárrea y deshidratación. La preocupación en el departamento del Este apunta a que los pequeños habrían consumido un alimento en mal estado en ese establecimiento. Desde la provincia, por el contrario, explicaron que la demanda ha crecido porque es lo propio para esta época.

Los chicos afectados tienen entre 1 y 3 años y concurren a la misma sala del jardín maternal Los Pininos, que se encuentra en la villa cabecera. Según detallaron tanto desde el municipio de Santa Rosa como familiares, el miércoles a los niños se les ofreció en el menú un alimento con carne molida. La sospecha de los padres es que ese producto pudo haberse encontrado en mal estado.

El malestar comenzó a manifestarse el jueves. Los padres, y en algunos casos sus abuelos, concurrieron a la guardia del Perrupato y del hospital local, el Fernando Arenas Raffo. Ninguno de los afectados presentó un requerimiento de internación, pero dos de los niños tuvieron que reingresar porque los vómitos volvieron tras una breve recuperación. Por lo pronto, la hipótesis apunta a que se trata del rotavirus más frecuente de la diarrea.

Roberto Ortiz, director de Salud y Ambiente de Santa Rosa, explicó que el brote fue informado por la directora del jardín a partir de los avisos de los padres. A partir de estos casos, desde el municipio solicitaron al principal hospital del Este que realice estudios para determinar las causas del problema. En este punto, se trata de un cultivo de la materia fecal de los niños. Se espera que estos análisis estén en la semana.

Por otro lado, se ordenó investigar los productos alimenticios para los insumos de los alimentos y las condiciones de traslado del proveedor del Estado provincial. "Como está en investigación, no sabemos si hay un germen en el jardín o en la materia fecal. Queremos cruzar la información para saber si se trata del mismo germen", explicó Ortiz.

Por su parte, desde la DGE descartaron que pudiera tratarse de una intoxicación por comida en mal estado, dado que el mismo proveedor también entrega mercadería a otras 20 instituciones y, por consecuencia, debería verse reflejado en otros lugares.

Además señalaron que hay un brote de gastroenteritis en toda la provincia y que es muy contagiosa, por lo que es factible que los niños que comparten la salita se pueden haber contagiado entre ellos.

"La gastroenteritis es normal en la época, en un mes cambiará a lo respiratorio", explicó el director del Perrupato, Omar Dengra. En ese hospital tienen 300 atenciones por día de las cuales, señaló el médico, la mayoría son por esta afección en particular.

Fuente y foto: El Sol

Comentarios