EL AZULORO SE RECUPERÓ COMO LOCAL ANTE EL VERDIBLANCO

Por Soy del Este
Foto: Gentileza

HOCKEY SOBRE PATINES - AMP

Club Social y Deportivo Bernardino Rivadavia le ganó por 3 a 2 a Asociación La Colonia Junín en condición de local por la tercera fecha del torneo Clausura en el Senior Masculino de la Asociación Mendocina de Patín. Los rivadavienses se hicieron valer en casa luego de haber caído como visitantes en la fecha anterior. Los juninenses, que no pudieron jugar en la jornada previa, sufrieron su segunda derrota.

En la noche de este jueves comenzó a disputarse un nuevo capítulo del certamen actual del hockey sobre patines mendocino en la rama masculina y se llevaron a cabo dos encuentros en la Zona Este. En Rivadavia se vieron las caras en otro cruce esteño Bernardino Rivadavia y La Colonia. Los dos elencos buscaban los tres puntos para no perderle pisada a los conjuntos que habían ganado sus dos partidos.

Si bien el encuentro tuvo mucha paridad. En la primera etapa el Azuloro logró tomar cierta ventaja gracias a los goles conquistados en los 10' finales de dicho período por Matías Giuliani (16') y Luciano Lanza (19'). Al Verdiblanco le costó poder concretar en sus aproximaciones y por eso la diferencia de dos tantos se mantuvo al cierre de los primeros 25 minutos de juego.

Tras el descanso, los dirigidos por David Sas tenían la obligación de salir a buscar el partido ya que estaban dos goles por debajo. Sin embargo, en el inicio del complemento, en sólo 30 segundos, el conjunto de Nahuel Marigliano logró convertir un nuevo gol a través de Nicolás Burgoa y dejar el trámite 3-0. La historia no era sencilla para que La Colonia revirtiera.

Aún así, los juninenses fueron en busca de ello. Fue así que a los 12' Emir Bullaude logró el descuento y metió en partido a su equipo. Con la confianza y el envión de haber achicado el marcador, fueron por más. Y a los 14', Joaquín Ledesma concretó el 2-3 que metía de lleno en partido a la visita. Quedaba mucho por jugar y el partido estaba abierto para cualquiera de los dos.

El Azuloro ya no podía cederle terreno al rival porque ahora tenía otra motivación y sólo estaba a un gol de la paridad. Entonces trataba de volver a estirar la diferencia. Pero el Verdiblanco ahora se mostraba más firme en defensa y trataba de encontrar el camino para vulnerar la defensa local para alcanzar el empate y quizás ir por más. Finalmente el tiempo se consumió y el festejo fue rivadaviense.

TE PUEDE INTERESAR:

Comentarios

Youtube: SoydelEsteOk