ACAMA - LIGA MENDOCINA: UN CONFLICTO QUE AFECTA A UNA GRAN CANTIDAD DE ÁRBITROS, MUCHOS DE LA ZONA ESTE



Por Soy del Este
Fotos: Gentileza

FÚTBOL - LMF

La Liga Mendocina de Fútbol, con Carlos Suraci a la cabeza, decidió no renovar contrato con la Asociación Civil Árbitros Mendocinos Asociados (ACAMA) para la temporada 2022 y de esta manera, serían al menos 75 árbitros que no podrán dirigir en el certamen doméstico. Un buen número es oriundo de la Zona Este. La LMF atraviesa además una situación institucional muy complicada.

Un comunicado de ACAMA en las últimas horas refleja que el ente madre del fútbol provincial tomó una decisión en forma arbitraria y unilateral y que tiene sustento, según declaraciones del presidente Carlos Suraci, en las medidas de fuerza llevadas a cabo por la Asociación luego de los hechos de violencia hacia un colegiado sucedidos en un duelo de 4ª División entre Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba y Luján Sport Club.

Suraci expresó en el programa radial Dos de Punta: "ACAMA del señor Fernando Espinoza hizo un paro el año pasado en las últimas dos fechas. Hoy los 22 clubes que se sientan a la mesa decidieron no firmar contrato con ACAMA para 2022". Desde ACAMA se aclara que la acción tomada fue con el objetivo de solicitar una rápida intervención de la LMF con sanciones ejemplificadoras y un plan de trabajo para que se pudiera seguir disfrutando del fútbol y se previniera la violencia en los campos de juego, algo sobre lo que habían puesto en conocimiento en reiteradas reuniones durante el 2021.

Una vez que se dieron a conocer las sanciones para los protagonistas de lo sucedido en el mencionado encuentro de inferiores, ACAMA nuevamente estaba en condiciones de prestar servicio. Y así fue informado el 31 de diciembre mediante una nota formal al correo electrónico oficial de la LMF. Claro que la competencia de la temporada 2021 ya había concluido. En su sesión del 27 de enero de este año, el Consejo Directivo de la LMF decidió el cese de la relación laboral con ACAMA.


Desde la Asociación señalan que la decisión tomada pone en jaque a 60 familias de la actividad arbitral con el terrible impacto socio económico que representa la pérdida de la fuente laboral. ACAMA presta servicios de manera ininterrumpida con la LMF desde 2006 y en la actualidad representaba al 70% de los árbitros en actividad (60 A.C.A.M.A. - 20 UMA - 5 A.A.L.M.F.) hasta el 31 de diciembre.

ACAMA expresa su preocupación de saber cuál será la dirección que tomará el arbitraje mendocino y en consecuencia los torneos organizados por LMF ante la falta de jerarquización en el plantel arbitral y la ausencia de los colegiados del plantel de Primera División de ACAMA (Gabriel Araujo, Sebastián Márquez, Juan Pablo González, Adriel Araya, Lucas Rio, Alejandro Lescano, Diego Castellino, Franco Bernasconi, Horacio Brizuela, Jorge Etem, Matías Ferreyra, Matías Pira, Matías Fernández, Horacio Calvo y Rodrigo Mardones) y los planteles de Árbitros Asistentes, Divisiones Inferiores e Infantiles.

También dan a conocer que durante los años 2020-2021, ACAMA a través de los ex árbitros profesionales y hoy instructores de AFA (Alejandro Arco y Roberto Reta) formó 15 nuevos colegiados que homologaron sus títulos en la LMF en diciembre de 2021, lo que les permite estar disponibles para sumarse al actual plantel durante el 2022. Es así que la cantidad de familias damnificadas por la decisión de la LMF se eleva a 75.

SITUACIÓN DE LA LMF ANTE LA DPJ Y EL RIESGO DE INTERVENCIÓN


El viernes 28 de enero, la Dirección de Personas Jurídicas resolvió impugnar las últimas asambleas extraordinarias que realizó la Liga Mendocina hasta tanto la Justicia no resuelva la situación procesal. Vale recordar que el presidente de la LMF, Carlos Suraci, y el tesorero, Alfredo Arias, están imputados en la causa por “administración fraudulenta”. Es por esto que por ahora no podrá haber elecciones de autoridades.

Tanto Suraci como Arias (además del empresario Ricardo Miranda) fueron imputados por la Justicia en diciembre de 2020 por el fiscal Santiago Garay como posibles partícipes primarios del delito de “administración fraudulenta” en el proceso judicial que surgió luego de las irregularidades registradas en la salida del dinero y la posterior celebración de los contratos de la obra de construcción del futuro edificio de la Liga Mendocina de Fútbol, que finalmente no se llevó a cabo durante el año 2019.

La primera asamblea que impugnó la DPJ data del 28/12/2020 que modificó el estatuto y se realizó en el club Andes Talleres. Y la segunda asamblea que declaró ineficaz es la del 2/12/2021 que aprobó los balances del cuestionado ejercicio 2019/2020 y realizada sin libros sociales por estar en proceso de investigación. En esa última Asamblea, la Liga fue notificada horas previas por la DPJ sobre la ratificación del dictamen de la Dra. Lask, pero los consejeros y asambleístas hicieron caso omiso a lo dictaminado de abstenerse de realizar actos por la Resolución Nº 4.282.

En su entrevista con Dos de Punta, Suraci expresó que: "el 28 de febrero entrego las llaves de la Liga Mendocina, como indica el estatuto. Ese día finaliza mi mandato y me voy". Y agregó: "la situación es muy grave y se lo explicamos a la DPJ. Desde el primero de marzo no firmo ni un papel más". Esto significaría que asuma su lugar el vicepresidente Roberto Castillo. Pero también entra a tallar una irregularidad estatutaria, justamente porque en la denuncia presentada ante la DPJ se exhibe que Castillo no cumpliría los requisitos para ser consejero.

En ese caso, si el vicepresidente no cumple los requisitos para poder cumplir ese rol o también renuncia a su cargo, el estatuto aclara que el Consejo Directivo designará el vocal titular que reemplace al vicepresidente mientras dure su ausencia. Si no se resuelve, la DPJ podría intervenir.

¿HAY POSIBILIDADES DE DESAFILIACIÓN?


El Departamento de Homologaciones del Consejo Federal emplazó a sus ligas hasta el 30 de marzo próximo para que, entre otros ítems administrativos, adjunten el certificado de vigencia de Personería Jurídica, que de emitirse estaría observado. ¿Por qué? Porque como se sabe, a raíz de todos los problemas legales por los que atraviesa desde hace más de dos años, la Liga Mendocina de Fútbol adeuda dos balances correspondientes a los ejercicios 2019-2020 y 2020-2021, y debido a la situación procesal de sus autoridades no puede llamar a ninguna Asamblea, ni Ordinaria ni Extraordinaria.

¿Qué sucederá? De no cumplir con la documentación, una de las posibilidades es que sea desafiliada del Consejo Federal del Fútbol Argentino, lo que lo automáticamente le haría perder las plazas a los equipos de nuestra liga que participan en los torneos organizados por el CF: Huracán Las Heras, Gutiérrez Sport Club, Atlético San Martín y Fundación Amigos por el Deporte. Además, en ese caso, también perderían la posibilidad de clasificar los elencos que disputarán los torneos en la presente temporada.

Fuente: Comunicado ACAMA - Dos de Punta - Los Andes

TE PUEDE INTERESAR:

Comentarios